gallery/negro_blanco
gallery/fragmentario

(…)
Él se fue caminando y se puso al lado de los otros dos… el cuarto estaba todo lleno de sangre. Había sangre en la puerta, en el piso, en el techo, en las ventanas. Estaban los tres contra la ventana mirándome. Agarré el bracito de ella, le coloqué el aparato de la presión que me regaló papá. “¡Cero!” “La señora ha fallecido”, dije. “Muchas gracias, doctor. Queríamos que usted certificara”, y se fueron… Tita.
Me dejaron solo. ¡El papá y la mamá de Adriana eran fanáticos, Tita! ¡A estos hijos de mil putas, si no los cagaban a balazos en la cama te cagaban ellos, te hacían volar la casa…! Estaba ahí… yo me acerqué a la cama… eran jóvenes…
(En este momento debe caer sangre sobre la cara del personaje) Me dejaron solo. Escuché como un llanto, Tita, en el cuarto de al lado… abrí la puerta y vi a la nena ¡hijos de puta! ¡tienen a la nena acá! ¡hijos de puta! ¡estaba la nena acá…! ¿Qué edad tendría Adriana?, Un año y medio o dos… Por Dios, ¡un milagro de Dios!, ¡tantos años esperando, gracias a Dios…! ¡Quién te va a cuidar a vos más que yo y Ana María; que estuvimos esperándote tantos años! Agarré a la nena y la puse en el coche y la nena me miraba con esos ojos celestes, la nena me miraba y se la llevé a Ana, y Ana abrió la puerta ¡Ana! ¡Ana!, no digas nada, esta nena es nuestra, Ana, esta nena es… no preguntes nada, no preguntes nada… ¡me la gané yo, yo, YO! Esta nena es nuestra, me la gané YO! Esta nena es nuestra, me la gané ¡YO! ¡YO! ¡¡¡Es nuestra!!! ¡¡Sh Shhh!! No preguntes nada. Nunca preguntes nada. Nunca más preguntes nada. Nunca más. Le ensañamos a decir mamá y papá de entrada. Ella necesitaba tanto amor, Tita, y nosotros teníamos tantas ganas de dárselo, ¡por Dios! ¡Eran épocas de mierda, Tita! Había que salir a cagarse a balazos todos los días…
(…)

Fragmento de la obra de teatro Potestad de Eduardo Tato Pavlovsky

Eduardo Pavlovsky nació en Buenos Aires el 10 de diciembre de 1933. Médico psicoterapeuta, actor, dramaturgo y director de teatro. Es el iniciador del psicodrama en América Latina y autor de varios libros sobre el tema. Entre sus obras dramáticas mas destacadas podemos mencionar La espera trágica, Poroto, Camaralenta, Rojos globos rojos, Telarañas y El Sr. Galíndez. Por esta dos últimas, fue perseguido por el gobierno militar y en 1978 se exilió en Madrid. Muere en Buenos Aires, el 4 de octubre de 2015.