gallery/negro_blanco
gallery/recomendados
gallery/firma

De cómo algo que sucede esos días de morondanga se convierte en cosas Maravillosas, Terribles y Extraordinarias o de cómo, cuando tu mamá te obliga a ponerte la polera amarilla, juntás varias broncas.

Cuando algo molesta y no lo podemos decir y lo guardamos, se queda ahí, en el fondo de… ¿nuestra mente?, ¿nuestro corazón?
A Inés se le quedó en el bolsillo. Cuando metió la mano, sintió algo pequeño, peludo, tibio (no, no es Platero), y que además, mordía.
Después empezaron los problemas, ropa rota, vajilla destrozada, un cumpleaños que termina mal, y el monstruo que no para de crecer.
En cada capítulo de esta historia, hermosamente ilustrado por Delia Cancela, vamos conociendo a la familia de la protagonista, a sus compañeros, a algunas de sus maestras; cómo Inés no puede decir, su bronca va aumentando y le empieza a dar miedo, todo se vuelve involuntario hasta hacerla estallar. ¡Es que el monstruo no obedece!
Y entonces sucede… no como ella quiere, porque a veces las cosas no salen como queremos sino mejor. Sabe que ella es como Gerónima, muy valiente, y no le importa no actuar en la obra de la escuela, y entonces la abuela le desenreda el pelo y ella le cuenta del monstruo en su bolsillo y éste se vuelve chiquito y suavecito porque pudo hablar de él.
Una novela de Graciela Montes para leer con ganas de hacerse cargo de nuestro monstruo. Para dejarle a nuestros niños en la mesa de luz o simplemente, llevarla en el bolsillo.

Tengo un monstruo en el bolsillo.

Autor: Graciela Montes, ilustraciones: Delia Cancela - Primera Sudamericana
(Edad sugerida: a partir de 10 años)

gallery/9500715732

“Empezar desde el principio”
Por Patrizia Alonso (*)

(*) Maestra bibliotecaria | patrizia_maria@hotmail.com